Oferta en Liroon

5% de descuento en toda la gama de colchones

COLCHONUNO5

Opiniones colchones Lémur para bebés y niños

Opiniones colchones Lémur para bebés y niños
Sr. Descanso
11 minutos

Las horas de sueño y descanso son esenciales para que un bebé tenga un desarrollo físico y cognitivo adecuado. De hecho, los bebés crecen mientras duermen y es por eso que necesitan dormir más que los adultos.

Las horas de sueño y descanso son esenciales para que un bebé tenga un desarrollo físico y cognitivo adecuado. De hecho, los bebés crecen mientras duermen y es por eso que necesitan dormir más que los adultos.

El detalle está en que no todos los colchones son adecuados para los infantes, ya que necesitan una superficie con características especiales para evitar posibles deformidades craneofaciales u otras afecciones que dañen al bebé. En este sentido, los colchones para bebés y niños de la marca Lémur son la mejor alternativa.

A continuación, verás una guía detallada de las características de los colchones Lémur y los elementos que hacen a estos colchones capaces de imitar la sensación y el confort que brindan los brazos de los padres y madres.

Lémur: materiales para colchones de niños y bebés

Los materiales de los colchones Lémur son hipoalergénicos y libres de rastros tóxicos, para proporcionarle un entorno sano a tu hijo.

Dentro de los distintos materiales con que se fabrican los colchones Lémur están los siguientes:

Micromuelles

Cada modelo de colchón Lémur para bebés o niños tiene en su estructura micromuelles en el núcleo, los cuales se adaptan a la forma natural del cuerpo. Esto evita que el bebé se despierte porque está incómodo o porque tiene una mala postural al dormir.

Además, la funda tiene microcanales que ayudan a que el aire circule libremente para que el bebé respire con tranquilidad y se evite la muerte súbita por re inhalación de monóxido de carbono.

Espumas de soja

Cada colchón Lémur está fabricado con espuma de soja HR, la cual tiene una densidad ajustada a las necesidades de confort de los pequeños.

Además, este material se mantiene firme con los movimientos del niño o bebé y es 100 % natural, ya que proviene de la célula de la soja directamente, sin tratamientos químicos.
Otra de las ventajas de la espuma de soja es que es biodegradable y amigable con el ambiente. Igualmente, tiene una gran resistencia al lavado, lo que aumenta su durabilidad.

Tejidos ecológicos

Tanto la funda como la espuma de los colchones Lémur están hechos de fibra textil ecológica a base de algodón orgánico. De esta manera, el colchón es capaz de absorber la humedad, así como las bacterias y los ácaros que lleguen a la superficie del colchón.

Además, son tejidos extra suaves que no molestarán la piel del bebé con el roce y que lo mantendrá a salvo de irritaciones o molestias por dermatitis atópica.

Tecnología Nu-Temp

La tecnología Nu-Temp es un sistema innovador que se encarga de regular la temperatura en la superficie del colchón.

No solo absorbe el calor y la humedad, sino que en las noches de frío puede aumentar hasta en 2 ° C la sensación térmica para que el bebé tenga un descanso lo más placentero posible.

Sistema Probiotex

La marca Lémur ha incorporado en los colchones para niños y bebés el novedoso sistema Probiotex. Se trata de un tratamiento a base de probióticos que se encuentran dispersos en la funda y en la espuma del colchón.

Este sistema hace que cuando el bebé roce con el colchón, se desprenda un escudo protector de probióticos que recoge la humedad e higieniza la superficie al mismo tiempo.

Todo esto se traduce en una potente prevención contra las alergias, la humedad y los ácaros que pueden afectar la salud del bebé.

Aerolayer 3D

EL Aerolayer 3D es otro de los materiales que tienen los colchones Lémur. Este tejido suave y en 3D hace que la funda tenga mayor permeabilidad y que el bebé pueda respirar bien, aunque esté boca abajo.

Como no tiene costuras y es hipo alergénico, el colchón Lémur ayuda a que el bebé se mantenga a salvo de una posible muerte súbita o de algún accidente por ahogamiento con vómito. De esa manera, el bebé y tú pueden dormir confiados y seguros.

Modelos de colchones

En Lémur se fabrican distintos colchones que se adaptan a las necesidades específicas de seguridad de los bebés, así como su edad y peso.

A continuación, encontrarás la lista de los mejores modelos de colchones de la marca Lémur para bebés y niños:

Minicuna

Los colchones para minicuna de Lémur cuentan con diseños innovadores y con materiales rigorosamente seleccionados para proteger el desarrollo del bebé. Dentro de estos modelos están los siguientes:

Kibo Mini

Nuestra valoración
¡Excelente!
imagen : lemur.baby
Datos de Kibo Mini

Material

tejido de algodón 100% orgánico

Firmeza

hasta 10 kg de peso (aprox. 10 o 12 meses de edad)

Es uno de los colchones más confortables para el bebé, ya que viene con un núcleo especial para evitar el exceso de presión en el cráneo del bebé y la aparición de plagiocefalia postural.

Su funda y núcleo son lavables. Igualmente, tiene micromuelles para que el bebé respire y descanse con mayor tranquilidad.

Volana Mini

Nuestra valoración
¡Excelente!
imagen : lemur.baby
Datos de Volana Mini

Material

Algodón 100% Orgánico - inspirado en el cuerpo de la mamá.

Firmeza

hasta 10 kg de peso (aprox. 10 o 12 meses de edad)

El colchón Volana Mini de Lémur es cuatro veces más traspirable que cualquier colchón convencional. Está fabricado con tejidos naturales que también eliminan la dermatitis por contacto. 

Kibo Ovalado

Nuestra valoración
¡Excelente!
imagen : lemur.baby
Datos de Kibo Ovalado

Material

fabricado para capazo - algodón 100% orgánico

Firmeza

suave y blandito gracias al tejido de algodón orgánico

Este modelo de colchón ovalado para minicuna es uno de los más recomendados para los bebés más pequeños. Su tecnología Aerolayer 3D y su núcleo Greencell Pyramid le dan al bebé la comodidad que necesita para dormir.

Viene con canales de aire que ayudan a disipar el CO2, ayudando a que el bebé respire con tranquilidad aunque esté dormido boca abajo.

Volana Ovalado

Nuestra valoración
¡Excelente!
imagen : lemur.baby
Datos de Volana Ovalado

Material

100% transpirable algodón orgánico

Firmeza

previene las deformaciones de la cabecita - Nu-temp -

Este es otro de los modelos ovalados de colchones Lémur para bebés. Su forma anatómica se ajusta perfectamente a la anatomía del bebé, para prevenir vuelcos o posturas incorrectas. Igualmente, sus tejidos son transpirables para prevenir ahogamientos o asfixias.

Con el colchón Volana Ovalado, te despreocuparás de que el bebé se despierte por las noches por la humedad o el calor, ya que viene con tejido regulador de temperatura, el cual también es extra suave.

Infantiles

Lémur no solo se especializa es colchones para bebes, sino que también ofrece una magnifica línea de colchones infantiles, como los modelos que te mostramos a continuación:

Mety Junior

Nuestra valoración
¡Excelente!
imagen : lemur.baby
Datos de Mety Junior

Material

viscoelástica de alta calidad

Firmeza

grado de firmeza media-alta

Es un colchón reversible, ideal para niños de entre uno a cinco años y hasta para los más grandes, ya que su núcleo visco elástico de poros abiertos soporta gran cantidad de peso, sin que se deforme o se dañe.

Tiene varias zonas de descanso para ofrecer soporte en las áreas del cuerpo que más lo necesitan. Por cada una de sus características, es el colchón infantil perfecto para la transición de la cuna a la cama.

Kibo Junior

Nuestra valoración
¡Excelente!
imagen : lemur.baby
Datos de Kibo Junior

Material

viscoelástica de poro abierto

Firmeza

grado de firmeza media-alta

El Kibo Junior es un colchón Lémur que se consigue en dos versiones de grosores. Cuenta con un núcleo firme que soporta el peso y los movimientos del niño sin perder su confort. Además, está hecho con tejidos traspirables para aumentar la comodidad.

Telina Junior

Nuestra valoración
¡Excelente!
imagen : lemur.baby
Datos de Telina Junior

Material

consigue una alineación de las vértebras a lo largo de toda la columna

Firmeza

firmeza media – alta

Es un colchón que brinda soporte en la zona lumbar, el cuello y columna para que el niño duerma cómodo y sin molestias musculares durante la noche. Tiene canales trasversales para la aireación, lo que mantiene a la superficie del colchón libre de humedad y de ácaros.

Opiniones de los colchones Lémur

Las opiniones de los compradores con respecto a los colchones para niños y bebés Lémur van de buenas a excelentes. Lo primero que destacan los usuarios es que los bebés duermen más horas seguidas, lo que ayuda a los padres a descansar y a relajarse más.

También, destacan que su relación calidad-coste es muy buena en función a las características de los colchones. Otro plus destacado es la calidad de los materiales y la garantía que da la marca.
Sin embargo, lo que más resaltan los usuarios de los colchones de bebés Lémur es que son frescos así haya calor, el envío es muy rápido y que son colchones reconocidos porque previenen el síndrome de cabeza plana en los bebés.

Solo queda que pruebes uno de los colchones Lémur y nos des tu propia opinión.

Beneficios de los colchones Lémur

Los colchones Lémur son utilizados en la unidad neonatal del Hospital Clínic de Barcelona y en otras salas de cuidados neonatales de Europa, porque brindan un soporte adecuado para prevenir posibles deformaciones en el cráneo del bebé durante los primeros meses de vida.

Esta funcionalidad de los colchones Lémur se ha comprobado a través de un riguroso estudio de investigación. Además, Lémur cuida cada detalle en la fabricación para que también los padres estén tranquilos, ya que los productos garantizan los siguientes beneficios:

Previene plagiocefalia

La plagiocefalia posicional, también conocido como síndrome de cabeza plana, ocurre durante los primeros meses de vida, cuando el bebé pasa mucho tiempo acostado sobre una superficie plana, bien sea una cuna, un carrito de bebés o hasta en una incubadora.

Esto sucede porque hasta los seis meses de edad, los huesos del cráneo del bebé aún están en formación y la superficie craneal no ha empezado a cerrarse.

El uso de los colchones Lémur, junto con una rutina de posturas apropiadas para el bebé, evita la aparición de la plagiocefalia en los primeros meses de vida, ya que sus materiales hacen que la anatomía del bebé se mantenga cómoda sobre el colchón.

Igualmente, los colchones lémur sirven para recuperar la forma redondeada de la cabeza del bebé durante los primeros 3 a 4 meses de edad, ya que se puede formar una planicie en su cráneo.

Eso sí, toma en cuenta que para tratar la plagiocefalia o deformación del cráneo del bebé luego de los seis meses de edad, deberás consultar con un especialista, ya que el uso del colchón Lémur por sí solo no es una garantía de recuperación.

Previene la asfixia

El núcleo de los colchones Lémur está compuesto por unos canales que ayudan a que circule el aire y disipe el CO2 de esta manera el bebé siempre respirara aire limpio.

Tampoco utiliza plástico en las fundas y está fabricado con textiles y materiales traspirables para que el bebé pueda respirar con tranquilidad, aunque esté durmiendo boca abajo. Además, sus tejidos evitan el encharcamiento por regurgitación o vómito, lo que es un plus para aumentar tu tranquilidad.

Regula la temperatura

El principal objetivo de Lémur es que tanto los padres y madres, como el bebé, tengan un buen descanso. Por eso, la marca integró la tecnología Nu-temp, la cual se encarga de regular la sensación térmica del cuerpo del niño.

Esto lo hace a través de unas micro cápsulas que absorben y distribuyen el calor por la superficie del colchón para que el bebé no se despierte por el calor o la incomodidad.

Esta tecnología simula la transmisión del calor cuerpo a cuerpo, tal y como ocurre cuando el padre, madre o cuidador regulan la temperatura corporal del bebé al cargarlo. Así el infante tendrá más horas de sueño profundo.

Mejora asma y dermatitis

Lémur incorporó en sus colchones tecnologías avanzadas, como la Probiotext.  Este sistema ofrece beneficios adicionales al descanso del bebé, ya que las micro cápsulas de Probiotext distribuidas en el tejido de la funda, desprenden probióticos cuando el bebé roza el colchón.

Esto crea una capa protectora que higieniza toda la superficie, limpiándola de ácaros o agentes alérgenos y, de esta manera, se previene el asma. Esta tecnología también sirve para evitar la dermatitis atópica, lo que ayuda a que tu hijo duerma sin interrupciones o molestias.

Menos despertares

La eficiencia del sistema Lémur garantiza que el bebé tenga un buen descanso, ya que los colchones de la marca imitan la sensación que tiene la anatomía de la madre o del cuidador. Esto ayuda a que sienta que está en sus brazos y se mantenga relajado.

En otras palabras, los colchones Lémur le dan la máxima comodidad al bebé para que duerma tranquilo, con lo cual los padres también tendrán menos despertares por las noches.

Extra suave y confortable

La superficie de los colchones Lémur es extra suave, puesto que posee un núcleo y una funda elaborados con una espuma y micro tela que es capaz de distribuir de manera equitativa el peso del bebé.

Esto disminuya la aparición de malformaciones en el cráneo o malas posturas y mantiene el bebé siempre cómodo y confortable.

Eso sí, es importante mantener una buena rutina de cambios de posturas en el descanso del niño, tal y como lo indican los especialistas en pediatría.

Lavable a máquina

Otro de los grandes beneficios de los colchones Lémur es que su funda y núcleo se pueden lavar en la lavadora. Esto es una gran ventaja, ya que es habitual que los bebés derramen alimentos, vómito o sus desechos orgánicos sobre la cuna.

Por eso, para que siempre tengas la superficie del colchón limpia e higiénica, solo basta con meter la funda exterior del colchón en la lavadora, agregar un jabón suave y listo.

Libre de tóxicos

Lémur, como una de las marcas líderes en colchones de descanso para bebés, utiliza materiales 100% naturales y libres de sustancias tóxicas o contaminantes.

Se trata de materiales de comprobada calidad y que son inocuos para la salud del bebé. Inclusive, no hay ningún tipo de riesgos, aunque el bebé por accidente consuma una pequeña porción de la espuma o la tela.

Certificados

Los colchones Lémur tienen el sello CE, lo que certifica que superó las condiciones y regulaciones que exige la Comunidad Europea en cuanto a los niveles de calidad de sus productos. Además, posee la certificación OEKOTEX clase I, lo cual garantiza que no es tóxico ni contaminante.

Asimismo, los colchones Lémur son utilizados en distintos centros sanitarios, como hospitales y clínicas, por su comodidad, inocuidad y por la capacidad de prevenir y ayudar en el tratamiento de la plagiocefalia.

Volver al principio

Colchones Lemur Opiniones

¿Qué opinan los demás usuarios sobre este producto de Lemur? ¡No te olvides de dejar tu opinión!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Colchones.uno
Aviso Legal Política de privacidad Política de cookies