Oferta en Liroon

5% de descuento en toda la gama de colchones

COLCHONUNO5

Colchones bajos: ventajas y desventajas

Colchones bajos: ventajas y desventajas
Sr. Descanso
4 minutos

Cuando llega el momento de comprar un colchón nuevo, siempre es bueno informarse adecuadamente sobre todos los artículos que ofrece el mercado. La realidad es que hay muchos modelos y tantas son las características de cada tipo de colchón o complemento del sistema de cama, que no siempre es fácil seleccionar el colchón perfecto, pero puedes estar muy cerca.

Cuando llega el momento de comprar un colchón nuevo, siempre es bueno informarse adecuadamente sobre todos los artículos que ofrece el mercado. La realidad es que hay muchos modelos y tantas son las características de cada tipo de colchón o complemento del sistema de cama, que no siempre es fácil seleccionar el colchón perfecto, pero puedes estar muy cerca.

Las empresas y los minoristas que se ocupan de los colchones, y más generalmente de los sistemas de cama, son diferentes y (casi) todos se preocupan de ofrecer muchos tipos de colchones, para satisfacer las diferentes necesidades de cada cliente.

¿Colchones bajos o colchones altos?

Una de las principales características a evaluar cuando estás por comprar una cama o un colchón es la relacionada con la altura. Por eso es usual la pregunta: ¿es mejor un colchón alto o mejor un colchón bajo?

La diferencia está ahí y no es cualquier detalle. Muchas veces tendemos a identificar un colchón bajo como un colchón de menor calidad, pero lo cierto es que todo depende de las necesidades de cada uno. Además, la calidad del colchón solo se puede comparar cuando se trata de dos o más colchones hechos completamente del mismo material, ya que diferentes materiales dan diferentes espesores.

Sin embargo, no es posible definir si es mejor un colchón alto o un colchón bajo, pues todo depende de la percepción que tenga el individuo respecto a la comodidad. De hecho, hay personas que prefieren descansar en un colchón más bajo por considerarlo más cómodo y personas que, en cambio, encuentran el máximo confort acostándose en colchones más altos.

Colchones bajos: ventajas

Como siempre sucede, incluso para los colchones bajos hay pros y contras. Ahora, te diremos cuáles son las ventajas de elegir un colchón bajo:

  1. Ligero y fácil de manejar. Una de las principales ventajas de los colchones bajos está ligada a su peso y, por tanto, a su practicidad. Un colchón bajo es inevitablemente más ligero y, como resultado, más manejable, sobre todo cuando hay que darle la vuelta, enrollarlo o transportarlo.
  2. Precio. No menos importante es el hecho de que los colchones bajos suelen tener un precio más bajo que los demás. Sin embargo, esto no significa que su calidad sea mala.
  3. Manejo y espacio. Los colchones bajos ocupan menos espacio, sobre todo si se utilizan para habitaciones que no son demasiado grandes y si además hay que moverlos o enrollarlos para ganar centímetros importantes.

Colchones bajos: desventajas

Frente al amplio mundo de los colchones también están los contras. En cuanto a las desventajas de los colchones bajos, aquí tienes dos de las más reportadas por los usuarios:

  1. Comodidad. Aunque la comodidad es algo absolutamente subjetivo, por lo general se considera menos cómodo el colchón bajo que el colchón alto. En cambio, se considera más capaz de soportar el peso del cuerpo, dando una mayor comunidad.
  2. Suavidad. Un colchón particularmente delgado a menudo se considera no muy suave. Cualquiera que desee descansar en una superficie más blanda prefiere no elegir un colchón bajo, ya que está relleno de menos material y, por lo tanto, es potencialmente menos suave que un colchón más alto.

Colchones: qué características debe tener el colchón perfecto

Comprar un colchón es un momento importante, porque dormir bien es fundamental para descansar de verdad y disfrutar de la cantidad (y calidad) de energía adecuada para afrontar los días.

No todo el mundo está informado sobre las cualidades que pueden o deben tener los colchones para que se definan como válidos, por lo que hay que confiar en los que se ocupan de los sistemas de cama y son capaces de dar todas las explicaciones necesarias.

A la hora de buscar un colchón, hay que fijarse en unas características, que marcan la diferencia entre una elección y otra, como por ejemplo: 

  • Altura. Uno de los primeros aspectos que hay que evaluar a la hora de buscar un colchón está relacionado con la altura. Este es un dato importante a identificar para poder encontrar el producto que mejor se adapte a tus necesidades de descanso.
  • Materiales. En términos de materiales, hay muchas opciones posibles que se pueden hacer, desde espuma viscoelástica hasta látex, pasando por fibras naturales, resortes ensacados y más.
  • Precio. Muchas veces no quieres admitirlo, pero no te avergüences si tomas decisiones dictadas también por los costos de los diversos objetos. Es cierto que la calidad siempre debe ser lo primero, pero también es cierto que el objetivo es encontrar la mejor pieza al mejor costo, sin necesariamente gastar una fortuna. Hablando de colchones, los precios son muy diferentes y todos están relacionados con las diferentes características que tienen.
  • Comodidad. La comodidad debe ser la principal característica a tener en cuenta. Para encontrar el colchón que mejor represente nuestra idea de comodidad, lo único que hay que hacer es probar en primera persona diferentes elementos, para así entender si un colchón nos resulta cómodo o no.

Encontrar el colchón adecuado

Entre las distintas realidades que se ocupan de fabricar y ofrecer los sistemas de cama, debes optar por aquellas empresas y fabricantes que puedan garantizar el máximo confort. La idea es que encuentres el colchón adecuado para tus necesidades y para tu bolsillo. 

Volver al principio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Colchones.uno
Aviso Legal Política de privacidad Política de cookies