Oferta en Liroon

5% de descuento en toda la gama de colchones

QUOTY5

Duerme mucho: teorías y opiniones sobre cuántas horas dormir por la noche

Duerme mucho: teorías y opiniones sobre cuántas horas dormir por la noche
Sr. Descanso
3 minutos

El descanso es importante para cada individuo y el sueño es fundamental para vivir al máximo el bienestar de todos.

El descanso es importante para cada individuo y el sueño es fundamental para vivir al máximo el bienestar de todos.

Son muchos los aspectos que influyen en el sueño y otros tantos son las teorías que giran en torno al inmenso mundo de la relajación.

Dormir es fundamental, tanto que la falta de sueño puede acarrear problemas muy graves que repercuten fuertemente en la salud del sujeto, pero lo cierto es que dormir no es necesariamente sinónimo de descanso.

Cuando realmente descansas, todo el cuerpo se beneficia y cuando te despiertas te sientes regenerado y listo para enfrentar un nuevo día. ¿Cuántas veces sucede de manera diferente despertarse por la mañana y sentirse aún más cansado que la noche anterior?

¿Cuántas horas debes dormir?

Mucha gente se hace la pregunta: ¿cuántas horas tengo que dormir para poder definirme como descansado? A lo largo de los años, se han realizado varios estudios científicos y muchos han hablado sobre el tema. Hay muchas teorías relacionadas con el sueño y tantas opiniones. Duerme mucho, duerme poco, ¿cuál es la verdad?

Según algunos estudios realizados por un grupo de expertos de la Fundación Nacional del Sueño, no todas las personas necesitan el mismo número de horas de sueño. Las variables que afectan la cantidad de horas que es mejor dormir por la noche son diferentes y se relacionan principalmente con la edad y la salud en general. Pero no solo.

Dormir bien. Cada edad tiene sus propias recomendaciones.

Hay personas que duermen mucho y necesitan dormir mucho y luego hay otras personas que se sienten en perfecta forma a pesar de haber dormido menos horas. ¿Por qué pasó esto? Cada físico es diferente y la regla de dormir 8 horas por noche está obsoleta desde hace mucho tiempo. El objetivo de cada uno es conocerse a sí mismo en cada período de su vida y comprender cuánto descanso se necesita para vivir mejor.

Todavía se puede elaborar una pequeña pauta que a nivel general resalte las necesidades de sueño divididas por edades. Aquí están los resultados de la duración recomendada del sueño para cada grupo de edad.

  • Infantes 0 – 3 meses: de 14 a 17 horas
  • Infantes 4 – 11 meses: 12 a 15 horas
  • Niños 1 – 2 años: de 11 a 14 horas
  • Niños 3 – 5 años: de 10 a 13 horas
  • Niños en edad escolar 6 – 13 años: de 9 a 11 horas
  • Adolescentes 14 – 17 años: de 8 a 10 horas
  • Adultos jóvenes 18 – 25 años: 7 a 9 horas
  • Adultos 26 – 64 años: 7 a 9 horas
  • Mayores de 65: de 7 a 8 horas

Dormir bien. Consejos para un descanso de calidad

Cuando se tiene la suerte de gozar de una excelente salud, el sueño también se ve perjudicado por el bienestar general, sin embargo, existen algunas precauciones que se deben seguir para mejorar el descanso o mantener un alto nivel.

  1. Elección del sistema de cama y en particular del colchón. En primer lugar está la cama: si la superficie sobre la que duermes no es válida, no podemos hablar de descanso. El sistema de camas es fundamental para dormir bien. Después de todo, ciertamente no es ningún secreto que un buen colchón promueve un mejor sueño. La elección del colchón es por tanto fundamental y confiar en los que tienen más experiencia (como Liroon) puede ser un acierto. Es importante evaluar la comodidad del colchón antes de comprarlo, pero no olvide que cada accesorio y cada parte del sistema de cama juega un papel primordial en términos de relajación y descanso.
  2. Posición adoptada durante la noche. Para evitar despertarse en compañía de desagradables dolores de cabeza, cuello y espalda, además de la elección del colchón y la almohada, combine también cierta atención a la posición que asuma durante la noche, prefiriendo aquellas que mantengan la columna alineada, previniendo el esqueleto y la musculatura a asumir posiciones antinaturales.
  3. Llevar una vida que no sea demasiado sedentaria. Una dieta variada y equilibrada y algo de ejercicio físico completan el cuadro. Una vida sedentaria no es buena para nadie y poder contar con un poco de movimiento diario es sin duda un elixir de vida, ¡además de un excelente sueño!
  4. Evite beber bebidas alcohólicas o excitantes antes del descanso. No hace falta ser médico para comprender que las bebidas alcohólicas y/o excitantes pueden afectar en gran medida el descanso, perturbando la relajación e impidiendo el sueño adecuado. Los alimentos demasiado pesados ​​también pueden afectar negativamente al descanso. ¡No lo olvides!
  5. Temperatura, luz y ruido. Por supuesto, cada uno elige descansar de la forma que considere más adecuada, sin embargo para disfrutar de una relajación óptima es bueno que la temperatura dentro de la habitación no sea demasiado alta (ni demasiado baja), que no haya luces especialmente incisivas y que no hay ruidos fuertes, para garantizar el máximo confort.

El sueño debe convertirse en una prioridad para todos, incluso cuando parezca imposible dedicarle el tiempo adecuado: el tiempo que se dedica a dormir es (casi) nunca tiempo perdido.

Volver al principio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Colchones.uno
Aviso Legal Política de privacidad Política de cookies